Portada » Noticias » 17 tipos de papeles

17 tipos de papeles

Tipos de papeles
Tipos de papeles. Foto de @jjying en Unsplash.

Dice el dicho que hay tantas opiniones como gustos, pero se podría completar con un “hay tantos gustos como tipos de papel”, y es que “dime qué es lo que quieres hacer, y te diré qué papel necesitas”.

Según la tipología del trabajo a realizar, su naturaleza y objeto, necesitaremos un papel u otro.

Tipos de papeles más usados en las imprentas para trabajos comerciales

  • Papel repro / offset – Es el tipo de papel más habitual, con el que está hecho el típico folio de toda la vida. Ese en el que estudiaste (y fotocopiaste) tus apuntes de la carrera. Está elaborado con poca celulosa y mucha carga, lo cual facilita la impresión. Suele resaltar su blancura nuclear, aunque también los hay ahuesados. Aunque tiene bastante resistencia, no está pensado para ser manipulado en exceso. Es el usado normalmente para cartas, sobres, agendas, libros, etc… Suele estar disponible en gramajes entre 65 y 120 g/m2.
  • Papel reciclado – Este papel se elabora a partir de otros papeles, y puede ser muy parecido al papel offset. Es una buena opción ecológica, si bien las cualidades para imprimir y los acabados finales puede ser inferior. El color ya no es tan gris como antaño, si bien nunca llega a ser completamente blanco.
  • Papel pergamino – No, para su confección no se utilizan pieles de animales. Con este nombre nos referimos al papel de mayor calidad, con mucha celulosa y una formación muy buena de la hoja.  Además de blanco, se puede encontrar con tonos ahuesados, y es muy apreciado para la edición de papelería de prestigio. En ocasiones, podemos apreciar una marca de agua, y pueden ser verjurados, gofrados o lisos.
Papel gofrado - imagen de Pixie_78 en Pixabay
  • Papel ecológico – Son papeles que se han fabricado pensando en el medio ambiente, buscando la manera de contaminar menos durante su proceso que el papel normal. Suelen estar hechos sin talar bosques naturales, buscando otras materias primas como plantas, y evitando el uso de químicos perjudiciales para el medio ambiente. Los hay de diverso color, gramaje y composición. Son la gran apuesta de Gazpacho de Letras. 
  • Cartulinas – Son papeles de gramaje superior a 160 g/m2. Hay diferentes calidades según su porcentaje de celulosa y su acabado: extra, corriente, opalina, ecológica, reciclada… Pueden ser tanto blancas como de colores diversos, tanto tenues como intensos. Los gramajes típicos suelen estar entre 180  y 250 g/m2. 
  • Papel estucado / cuché – Este papel tiene un acabado pulido y suave, gracias a una capa de estuco que tapa sus poros. La apariencia final puede ser mate, satinada o brillo. Es el más utilizado para publicidad, ya que resaltan muy bien todos los colores. Suele estar disponible en gramajes entre 80 y 400 g/m2. 
  • Cartulina gráfica – Es una cartulina con varias capas de papel, a la que se le da un último acabado de estuco para que pierda porosidad. Se utiliza para productos que requieran bastante rigidez, como las bases de los calendarios de mesa o las portadas de libros. 
Cartulina gráfica. Foto de Carlos Quintans en Flickr.
  • Papel químico / autocopiativo – Este papel tiene una capa de microcápsulas capaces de transmitir una copia sobre una hoja receptora, tal y como si se usase el papel carbón. Está formado por tres hojas diferentes: El CB o 1ª, que lleva las microcápsulas al dorso; el CFB o 2ª que lleva por arriba una capa reactiva y por abajo microcápsulas como el CB; y el CF o 3ª, que solo lleva una capa reactiva por arriba. Se utiliza para talonarios en los que necesitamos copias. Si se necesita el original y una copia, las hojas se casarán con el CB y el CF. Si es triplicado (original + 2 copias), el sandwich papelero será CB+CFB+CF. Si se necesitan más copias, se incluirán más CFB en el centro. Los gramajes suelen ser bajos, entre 55 y 75 g/m2, para permitir que se llegue hasta la última copia sin necesidad de mucha presión, aunque a veces hay hojas de mayor gramaje.
  • Papel vegetal / cebolla – Es un papel translúcido, que usualmente se usa para calcar dibujos, para delinear planos o dejar que la impresión de otro soporte se vea a partir de él. Puede usarse igualmente para proyectos de manualidades.
  • Papel fotográfico – Es un tipo de papel pensado para la impresión de imágenes y fotografías que da una gran calidad de imagen. Está pensado para impresión ink-jet fundamentalmente, pues la impresión láser lo puede derretir.
  • Papel prensa – Es un papel sin estucar destinado a la impresión de periódicos. La calidad de la pasta es bastante reducida, puesto que está pensado para periódicos de tirada diaria con una vida útil corta. Suele llevar un porcentaje elevado de papel reciclado. 
  • Papel adhesivo – Prácticamente todos los papeles tienen su versión adhesiva, y es que solo es necesario aplicarles una capa de adhesivo en una cara. Este adhesivo puede ser de distinto tipo, según el uso que se le quiera dar: desplegable o permanente, con más o menor resistencia. El pegamento usado suele estar hecho a base de resinas o cauchos sintéticos, si bien últimamente se está avanzando en adhesivos más respetuosos con el medioambiente. Se utiliza principalmente para imprimir pegatinas, etiquetas, papel de embalaje… 
  • Papel imantado – Que no os engañen, esto no es papel, pero sí que es un soporte muy interesante a la hora de imprimir dibujos o publicidad y convertirlos en imanes para el frigorífico. 
  • Papel posavasos – Es un papel muy poroso para poder cumplir su función: absorver el líquido que se vierte de vasos y botellas. 
  • Cartoncillo – Es un papel que se encuentra a caballo entre la cartulina y el cartón. Se elabora a partir de fibras muy cortas, normalmente recicladas, y suele tener una cara gris y otra blanca, o ambas grises. Los cartoncillos con cara blanca suelen usarse para paquetes como cajas de cereales. Los que son completamente grises se usan en encuadernación y carpetería. Tiene un gramaje muy amplio, y llega un punto en el cual se mide por el espesor en milímetros. 
  • Cartón – Se elabora a partir de papel con diferentes grosores. Para su fabricación se usa pasta cruda (normalmente de papel reciclado) y sin blanquear, de ahí el color marrón. Tiene 3 capas de papel, las dos exteriores son lisas, y la interior es ondulada para darle resistencia a la caja.
  • Papel tissue – Por último, aunque no es un papel muy utilizado en imprenta, sí que es el papel más utilizado por todos. El papel tissue es con el que se fabrican las servilletas y el papel higiénico. Están fabricados con una resistencia pensada en que pueda soportar el agua y no deshacerse al absorberla. Suele producirse con fibra virgen 100% celulosa.

 

Hasta aquí esta recopilación de tipos de papel. Nos hemos dejado muchos otros por el camino, pero retomaremos este listado en una segunda parte para explicaros otras tipologías que encontramos dentro del mundo papelero. 

¿Dudas, sugerencias, aclaraciones? Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *